La Historia de Google

La Historia de Google o por qué sabe más que tu cuñado

Todos sabemos que Google lo sabe prácticamente todo de nosotros, es como esa madre puntillosa que se acuerda de cada resbalón que hemos dado en nuestra vida y está ahí preparada para recordarnoslo en el momento menos adecuado. Pero… ¿y qué sabemos nosotros sobre Google? Vamos a ver si te descubrimos un par de cotilleos que seguro que no sabías.

Desde que en el año 1997 Larry Page y Sergey Brin decidieran bautizar su motor de búsqueda como Google haciendo un guiño al concepto matemático gúgol (un 1 seguido de 100 ceros), la vida de internet ha cambiado radicalmente. Tanto es así que mucha gente interpreta que Google e Internet son la misma cosa.

Sergey y Larry se conocen en 1995 con 23 y 24 años respectivamente. Al principio no es que estuvieran muy de acuerdo en por donde tirar pero se ponen a trabajar en un proyecto que sería el antecedente de su buscador que manejaba una poderosa base de datos de 28GB. Google en 2007 ya había superado ampliamente el 1.300.000 GB y hoy en día no se sabe a ciencia cierta cuánto puede ocupar.

Sus fundadores estaban tan convencidos de su proyecto que el primer cheque (de 100.000$) que recibieron estaba extendido a nombre de Google Inc., una empresa que aun no existía y que aun tardaría 2 meses en tener su sede en el garaje de la futura encargada de marketing, Susan Wojcicki.

Larry debió de decir a Sergey: “Si en el cheque pone Google Inc. entonces somos Google Inc.”

Dos meses después Google ya figuraba entre los 100 mejores sitios de la web según la revista PC Magazine, la más importante del sector en aquellos tiempos de finales del siglo XX.

En febrero del 99 el garaje se les queda pequeño. Se trasladan a Palo Alto con una plantilla de 8 empleados y en abril se incorpora al equipo Yoshka, el primer perro de Google. Hoy en día es muy conocido que los trabajadores de Google pueden ir a trabajar con sus mascotas.

Leer más

Como crear una página de Google+ para empresas

Google+ para empresas, creando una página

Esta semana en nuestro videocast para personas emprendedoras, Marketing en Red, vamos a repasar cómo crear correctamente una página de empresa en Google+.

Es frecuente comprobar como algunos profesionales o bien ignoran esta red o bien tiene creado un perfil personal con el nombre de su proyecto para trabajarla.

Ambas situaciones son un error, especialmente si parte de nuestra estrategia de comunicación gira en torno a un sitio web y no digamos un blog. Es imprescindible tener una página de Google+ que cumpla unos requisitos básicos.

Google+ no es una red social al uso, cuando la gente la compara con Facebook no se da cuenta de que juegan en categorías distintas. Google aprendió todo lo que pudo de la experiencia de Facebook y creó otra cosa distinta que le sirviera para lo que ella pretendía: saber todo lo posible sobre nuestros gustos, inquietudes e intereses y ofrecernos tanto el mejor servicio de búsqueda posible (superpersonalizado) como la publicidad más interesante para cada uno de nosotros.

Su objetivo no es tanto que nos relacionemos en Google+ como que todo el contenido de la red pase por ella en algún momento.

¿Y qué obtenemos a cambio? Obtenemos el mejor posicionamiento y referencias que podamos imaginar. En un país como es España con un monopolio del mercado de buscadores que llega al 98%Google es la llave para la visibilidad de nuestra actividad online. En esa linea Google+ es una clave para optimizar esa visibilidad puesto que toda la información extra que va a mostrar Google en los resultados de búsqueda proviene o pasa por el contenido descrito en esta red.

Leer más

SEO social media

¿Son las redes sociales el nuevo SEO? Se impone el llamado SEO social

Como ya hemos explicado en anteriores ocasiones se entienden como SEO (Search Engine Optimization) a una serie de técnicas que nos permiten mejorar nuestra posición relativa en las listas de resultados de los buscadores para determinadas cadenas de búsqueda.
En pocas palabras, técnicas que nos ayudan a que cuando alguien busca nuestro argumento de venta aparezcamos lo mejor posicionados posible (si somos los primeros mejor que mejor).

Cuando esas técnicas se aplican directamente sobre nuestro sitio web se conocen como SEO on page.

El objetivo final de las técnicas SEO bien aplicadas es obtener la mayor cantidad de tráfico de calidad a mi página. Cuando hablo de tráfico de calidad me refiero a personas realmente interesadas en mi contenido y, si soy capaz de afinar lo suficiente, potenciales clientes. De ahí la importancia de definir las cadenas de búsqueda adecuadas a nuestra estrategia comercial.

En ocasiones incluso se ha confiado en el SEO por encima de la calidad intrínseca del contenido.

Pero el SEO no es el único responsable del tráfico de un sitio web

 

El caso es que lo habitual es que la mayor parte del tráfico que llega a una web provenga precisamente de los buscadores, lo que en analítica web se conoce como Tráfico de Búsqueda.
Es difícil dar un porcentaje genérico, pero frecuentemente supera la mitad del tráfico total de un sitio. La otra mitad se la reparten el Tráfico de Referencia y el Tráfico Directo.
El primero proviene básicamente de enlaces en otros sitios web y el segundo de entradas directas (favoritos, enlaces en documentos de texto y personas que teclean directamente la dirección). Aquí hay muchos matices, pero con esta visión superficial puede sernos suficiente de momento.

Leer más

Promocionar un blog en redes sociales

Cómo promocionar socialmente un blog

Conozcamos algunas de las acciones más efectivas para llevar tráfico a nuestro blog aunque estemos mal posicionados en Google, utilizando las redes sociales, los agregadores y otros blogs. Hay vida más allá de Google, aunque sea realmente complicada.