Hay una cosa que no puedo soportar de Facebook, en realidad de algunos usuarios de la red: las cadenas de mensajes falsos.

Este es un mal que nos acompaña en internet desde aquellos tiempos en los que único medio de interacción social era el mail pero lo cierto es que nunca estuvo tan presente como ahora en nuestros timelines. Son conocidos comúnmente como Hoax.

Existen de muchos tipos, los más frecuentes y puede que tolerables son aquellos que apelan a nuestra sensibilidad, a nuestro corazón, para difundir una falsa noticia de un trasplante de órganos, de una pobre sudanesa que va a morir apedreada o algo por el estilo.

Estos son muy comprensibles, el secreto de las cadenas de mensajes en Facebook es que se basan en que: ante la duda lo comparto. Al fin y al cabo ¿a quién puedo perjudicar con eso?
Por desgracia no solemos pararnos a pensar en qué cambia la situación inicial con que yo comparta e inunde la red con esa noticia.
Algo tan sencillo como una búsqueda en Google puede darnos suficiente luz sobre si la noticia es real o no, pero claro, entonces nuestro timeline no molaría tanto destilando buena fe y activismo social. Si no sabes cómo actuar cuando un buen amigo te envía uno, en esta página argentina te ofrecen algunos detalles sobro cómo identificarlos y como informar a tus amistades.

Las cadenas de mensajes técnicos siempre están de moda

Luego están los que se refieren a cierres de servicios online gratuitos (algunos se terminaron haciendo reales como Whatsapp o Hotmail, ¡ja!) y virus informáticos mortales que harán que tu ordenador reviente en mil pedazos si llamas a la Guardia Civil.
Evidentemente el éxito de estas cadenas de mensajes en Facebook y otras pltaformas se basa en el desconocimiento técnico general de los servicios a los que hace referencia. También bastante disculpables, en fin…

Las peores de todas las cadenas de mensajes en Facebook

Pero con los que no puedo de verdad son con «los vengativos». Se localiza en una zona a un presunto agresor sexual, pedófilo, asesino o terrorista y se difunde su situación haciendo una llamada a las hordas de ciudadanos para que prendan sus antorchas empuñen sus hoces, guadañas y palos. El primero que lo encuentre se lleva el premio y para eso se comparte su foto con una detallada descripción de sus delitos.

Las cadenas de mensajes en Facebook son peligrosas en muchos casosRecientemente se ha dado un caso de este tipo: un rumano identificado con nombres, apellidos y foto donde pone que es peligroso y que se llame a la Guardia Civil. La foto se acompaña de un texto muy bonito que dice: «Xfavor compartir esta foto es el hijo puta q a violada a 5 niñas en arganda ay q encontrarlo entre tods».

El mensaje se comparte y corre como la pólvora por la red, hay que pillar a ese tipo. Como asome el morro por Arganda está listo…

Pero resulta que este pobre hombre no es sospechoso de nada, que incluso se presenta en la página de la Policia Nacional (desconozco si esta página es oficial o no, desde luego no tiene ninguna pinta de serlo) y a duras penas por su desconocimiento del idioma, deja una forma de contacto personal, preocupado como no podía ser menos por la que se está liando.

Supongo que el origen de esta cadena habrá sido una broma de mal gusto o una venganza brutal, me importa poco, pero desde luego su creador se merece una buena sanción.
Y todos los que participaron de este linchamiento público también deberían ser amonestados, por su nula precaución a la hora de dar voz a denuncias sociales de este tipo sin comprobarlas antes. Cualquiera estamos expuestos a ellas.

En este blog podéis ver como fue la evolución de la historia con más detalle.

Algo similar he visto estos últimos días con uno de los presuntos asesinos o cómplices del asesinato de Marta del Castillo que ya ha sido localizado en un piso social en una localidad de Jaen y se pedía ir tomando nota para vigilarle.

Hay un sistema casi infalible para saber cuándo no debes compartir algo: cuando te piden que lo hagas.

Esos mensajes que terminan con un «comparte si crees que…», «comparte para que todos lo sepan», «comparte para luchar contra ello», «comparte para impedir que…» son mensajes con una alta probabilidad de ser falsos, hoax o cadenas absurdas. Generalmente incluso son antiguas porque, como el Guadiana, las buenas aparecen y desaparecen cíclicamente. Un infierno.

Para terminar, y mucho menos importante pero igual de irritante: No hace falta que instaleis ninguna aplicación para que os recuerde los cumpleaños en Facebook, ya lo hace la propia plataforma… o por lo menos no la compartáis con vuestros amigos, que ya estamos cansados de recibir una invitación para instalarla.

Tened piedad de vuestras pobres amistades, por favor.

Puedes leer la continuación de esta entrada en nuestro artículo «¿Cómo parar las cadenas de mensajes en Facebook?»

 


Si te gustó este artículo y quieres recibir por mail los siguientes que publiquemos, arriba a la derecha de esta página tienes un formulario de suscripción por correo electrónico.

¡Marketing marciano!
Una lista de correo sobre marketing online

 

Recibe los contenidos más atractivos para gestionar el marketing de tu empresa.

Te has suscrito correctamente ¡gracias!