Me vais a permitir una entrada personal, un sentido homenaje a algunos compañeros del camino online, personas y amigos que nos han ayudado a definir el lugar en el que estamos ahora. Os animo a hacer  lo mismo porque es un ejercicio muy interesante.

Cuando analizo mi situación actual, mis intereses, mis conocimientos o incluso mi profesión, y miro hacia atrás, veo que todo es lo que es por los sitios que frecuenté en internet y la gente que conocí.
Internet ha significado para todos los que crecimos jugando en la calle y aporreando el teclado de goma de un spectrum un maremoto en nuestras aficiones y profesiones. Y esto ha modelado durante los últimos 15, o incluso 20 años, lo que somos hoy en día, como no podía ser de otra manera.

ZX Spectrum, foto de Bill Bertram

Todavía recuerdo mis incursiones en es.rec.fotografia, los news de fotografía donde viví las primeras peleas entre los fotógrafos clásicos (o analógicos) y los primeros “traidores” digitales. Allí se decía que un sensor jamás igualaría la resolución de una película. Hoy en día… ¿a quién le importa?

Gracias a ellos di el salto digital y descubrí una nueva forma de afrontar mi afición principal, un paso de gigante en mi técnica fotográfica que ya nunca volvería a ser la misma.

Blender 3DNicoDigital fue una comunidad, hoy desaparecida, en la que se publicaban trabajos y tutoriales de Blender 3D (un soft libre de modelado y animación de creaciones 3D) creada por Caronte. Allí empecé a conocer como funciona una comunidad que comparte material y sus virtudes. También sus defectos, las guerras, envidias y trolls que la llevaron a su disolución dramática.
Aprendí mucho de esa experiencia, cosas que hoy en día son el abc de cualquier administrador de comunidades online. Una valiosa lección.
Parece que el autor ha abierto en los últimos años un sitio personal con el mismo nombre.

También conocí FotoLibre.net, que cambió mi vida. Unificó mi afición con mis inquietudes informáticas: Fotografía libre con Software libre. Era posible instalar GNU/Linux en tu pc y seguir tratando imágenes digitales con gran calidad. Y además podías publicar tus trabajos con licencias libres, lo que favorecía su distribución y creaba comunidad. Fotográfos de 1ª división sin tabús a la hora de enseñar lo que saben y hacen, sin secretos, solo pasión por lo que les gusta.
Allí descubrí a mi “hermanoTomás Senabre otro adalid del soft libre, gran fotógrafo y mejor persona, con una pasión desbocada por compartir su arte. Para muchos el referente hispano en el uso de UFRaw.

texto-fotolibre-i02-386

Esta filosofía caló en el resto de mis intereses, hoy la cultura libre es parte de mi vida y algunos de mis mejores amigos provienen de ahí.

Mis primeros proyectos web y colaboraciones importantes nacieron en ese nido, aspectos que son hoy mi pan de cada día en otros formatos: moderador del foro, blog personal y grupal y un podcast mensual.

El motor y autor de FotoLibre fue (y es) Colegota, un samurai del software y la cultura libres con una idea genial en la cabeza que se fue ajustando a las necesidades de la comunidad de una manera mágica. De la nada, porque no hubo nada igual, y de su bolsillo, creó un grupo de usuarios muy activos y un referente hispano en el tema. Un héroe tal y como pintan las cosas en estos asuntos.
Más importante aun: hoy en día es un amigo y un imprescindible en la red.

daboblog_podcast_sideDespués se juntaron varios referentes que ya seguía en un proyecto común que llevo sus voces a mi cabeza: Daboblog Podcast. Sus integrantes en la sección de Kernel Panic (dedicada al mundo GNU/Linux) son Dabo, Forat y Diego.

Dabo era un referente y lider espiritual en Caborian, la comunidad fotográfica donde se publicaban las fotos que todos hubiéramos querido hacer cuando fuéramos mayores. También el padre de Daboweb, la comunidad dedicada a ayudar a usuarios informáticos en muchos temas técnicos relacionados principalmente con la seguridad.

Y finalmente, capitán del podcast. Amablemente accedió a concederme una entrevista para RadioFotoLibre donde no pudimos parar de charlar de sus proyectos, de sus pasiones. Un crack de las relaciones y alguien a quien recurrir cuando necesitas enfocarte en tus actividades en la red.
En mi profesión me marcó a fuego con cuestiones relacionadas con la privacidad y seguridad, su paranoia es nuestro Pepito Grillo, si no existiera tendríamos que inventarlo.

Diego es un experto administrador de sistemas al que conocí en el programa. Siempre dispuesto a echar un cable, a contestar un tweet, a ayudarte a salir de un problema mostrándote el camino pero sin llevarte. La mejor manera de aprender.

Entre los dos crearon también DebianHackers, un sitio sobre Debian desde una perspectiva muy diferente de la habitual y que es un referente hispano por la calidad de sus editores.

Y Forat… ¿qué hubiera hecho yo sin forat.info? En su web hay de todo relacionado con GNU/Linux: aplicaciones, sistemas, proyectos… Un sitio en el que cada tutorial es una pepita de oro, el sitio que me acompañó en la instalación de mi primer servidor web y mi primer wordpress. Casi nada… Y todo sin pedir nada a cambio, con una sonrisa detrás de cada aporte, un ninja de los sistemas y de la comunidad, el loco de los manuales en 15 cómodas entregas 😀

Estas personas, sus sitios, sus proyectos, son una gran parte de los que me han hecho lo que soy ahora así que solo puedo agradecerles lo que hacen por todos sin pedirnos nada a cambio. Sólo puedo rendirles este pequeño homenaje personal: gracias amigos, ¡os debo más de una caña a cada uno de vosotros!

Seguro que tu también tienes tus referentes ¿quieres compartirlos?

¡Marketing marciano!
Una lista de correo sobre marketing online

 

Recibe los contenidos más atractivos para gestionar el marketing de tu empresa.

Te has suscrito correctamente ¡gracias!